La filosofía de Steve Jobs en 7 pasos que te cambiarán la vida

steve-jobsGeneralmente se mide el éxito o el fracaso en términos de beneficios, ingresos o cuota de mercado, pero ninguno de esos factores hace que una marca sea eterna y viva en el recuerdo de sus consumidores ….¡por siempre!

Entonces, ¿qué es más importante? ¿ser la firma más valiosa del mundo o que miles de personas duerman en la calle para ser los primeros en adquirir la última de tus innovaciones?  Steve Jobs siempre lo tuvo claro. Por eso que su filosofía perdura en el tiempo es una guía invalorable que viene cambiando vida de muchísimos emprendedores.

1. Appleízate

Steve Jobs creó la única marca de la industria tecnológica que promocionaba todo un estilo de vida. Y es que Apple es más que una empresa y mucho más que un fabricante de alta tecnología. Jobs logró dar forma a toda una filosofía de vida que el informático Álvaro Ojeda pone hincapié en su libro “Appleízate” donde se enseña que se debe aprovechar las enseñanzas del gurú de la computación para alcanzar el éxito que siempre acompañó a sus creaciones.

2. Identificar los productos

El concepto de marca personal, tal como se detalla en el  libro, es aún bastante reciente. Entre sus más destacados precursores se encuentra Tom Peters, que lo enunció en 1997. Lo que Ojeda propone es que se debe identificar todos los productos que se ‘comercializan’ bajo una marca personal y elabores una lista con sus clientes, indicando el grado de satisfacción de cada uno de ellos. De esta forma, que se podrá dedicar los esfuerzos a mejorar cada uno de esos productos para convertirse en líder de ese mercado.

3. Detalles

Steve Jobs vivía obsesionado por los detalles por lo que esa es la filosofía que siempre trató de aplicar en sus productos. Tenemos el caso de Apple que, a finales de los 70, Jobs trató de encontrar un elemento diferenciador para Lisa, el ordenador que debía devolver a la firma a la senda del éxito tras el fracaso del Apple III. Para ello, cerró un acuerdo con la multinacional Xerox y comenzó a visitar su centro de investigación en Palo Alto, para observar las innovaciones de Xerox que le abrieron la puerta al escritorio, los iconos, las ventanas y el puntero del ratón. Esos eran los detalles que Jobs estaba buscando para su próximo ordenador, Macintosh.

4. Estética

Los productos de Apple entran por los ojos. Eso también es fruto de la obsesión de Steve Jobsquien, junto a Jonathan Ive, diseñaron el colorido iMac G3 donde el genio eliminó el gris metálico tradicional para tener colores más atrevidos naciendo la carcasa ‘azul bondi’, en referencia al color de las aguas de una playa de Sidney (Australia).  Su objetivo era que los ordenadores dejasen de intimidar a los usuarios y que se sintieran cómodos utilizándolos, algo que consiguió apoyándose en el diseño.

5. Innovación

De entre los ejemplos con los que ‘Appleízate’ ilustra esta clave del éxito de la firma, es el lanzamiento del iPod del 23 de octubre de 2001. Y tal fue el éxito del producto que al poco tiempo ya era responsable de casi la mitad de los ingresos de la empresa. Sin duda que Jobs se dio cuenta que se necesitaba fabricar un propio reproductor con capacidad para almacenar hasta 1.000 canciones y mucho más sencillo que la competencia. Esa es la lección: para destacar es necesario diferenciarse.

6. Simplicidad

A menudo, cuando se defiende a un iPhone frente a los cada vez más populares Android, es que se puede hacer todo lo que se necesita de la forma más simple, sin complicaciones. Ahí reside otra de las claves del éxito de Apple: ¿Por qué Jobs quiso una interfaz con ventanas para el Macintosh? ¿por qué sustituyo los molestos botones de los MP3 por una sencilla rueda? ¿por qué hizo que el iPhone se manejase con sencillos gestos y no incluyó un teclado? Por lo mismo por lo que los emprendedores deberían dejar de darle tantas vueltas a las cosas: para no complicarse la vida.

7. Experiencia de usuario

Los millones de usuarios que compraron un iPad no lo adquirieron por ser solo de alta tecnología, sino que lo compraron por un conjunto de experiencias y sensaciones que ese dispositivo es capaz de suministrar cada vez que se utiliza. En esto se resume todo lo que se ha visto anteriormente: los detalles, la estética, la innovación, la simplicidad… en fin; es proporcionar al usuario la mejor experiencia posible.

JE Image © 2020