Cómo elaborar un plan de marketing en redes sociales

Redes SocialesOrganizar y planificar las diversas redes sociales en las que un negocio está presente como canal de comunicación con los usuarios, necesita de un plan de marketing en redes sociales previo.

Así que una estrategia definida que se puede crear para lograrlo es cuando se siguen los siguientes pasos:

1. Definición de objetivos

Dependiendo del tipo de negocio y del momento en que se encuentre la empresa, hay diversos objetivos a lograr con nuestro plan de marketing en redes sociales: aumentar las ventas, aumentar las ventas, mejorar la reputación digital, etc. Para cada uno de estos objetivos hay que realizar acciones diferentes.

Por ejemplo, si se trata de aumentar el número de clientes se deben crear campañas de pago a través de Facebook Ads, etc., que haga visible al negocio para un mayor número de internautas. Y si se necesita mejorar la reputación online, hay que cuidar mucho lo que se publica en cada red social, cómo lo hacemos y cuál es la respuesta por parte de los usuarios.

2. Creación del Buyer Persona

El buyer persona es el prototipo del cliente ideal dentro de un segmento de población. Es decir, son personas a quienes se desea llegar con el plan de marketing. Para definirlos se necesita realizar un estudio exhaustivo y un análisis de los datos de los consumidores potenciales y reales tales como: estado civil, sexo, si tiene o no hijos y edad de los mismos, si viven solo o en pareja; profesión, nivel de estudios, etc. Luego de definir el buyer persona se pueden crear contenidos que apunten directamente a sus necesidades y, por lo tanto, resulten más efectivos.

3. Determinar en qué redes sociales se va a tener presencia

No es necesario estar presente en todas las redes sociales. Según el tipo de negocio y según las redes sociales en las que se encuentre el buyer persona, se debe planificar una estrategia de contenidos en aquellas que puedan reportar un ROI.

Así que en cada plataforma la estrategia de contenidos a seguir debe ser diferente:

Facebook: es la más social, sus usuarios se conectan a cualquier hora del día desde cualquier dispositivo, su periodicidad debe ser diaria y requiere de contenidos, interacción y generar comunidad.
Twitter: la más ‘efímera’ porque todo pasa muy rápido (según Moz, las estadísticas afirman que un tuit tiene unos 18 minutos de vida, se utiliza sobre todo desde el móvil, su periodicidad es diaria y el objetivo es generar contenidos e interacción con la comunidad.
Instagram: contenido muy visual, fácil de consumir. La imagen es el principal contenido aunque, cada vez más, los pequeños vídeos en forma de stories toman protagonismo.
YouTube: contenido multimedia enfocado a fidelizar a seguidores y crear comunidad.

4. Crear nuestro propio calendario editorial

Planificar es una tarea esencial en toda estrategia de marketing de contenidos. Un calendario editorial servirá de guía en la organización y publicación de los contenidos que se generen.

Así que entre las ventajas de contar con un calendario editorial tenemos la de ofrecer al público objetivo (buyer persona) aquello que busca o necesita; ofrecer contenido variado tanto en formato como en temática, sin recurrir a la repetición por no tener una organización previa y la de definir una estrategia de contenidos con los que dirigir a los lectores/usuarios a la página.

5. Análisis

Una vez que se ha publicado y se han generado interacciones, hay que saber qué es aquello que funciona mejor y aquello que da el resultado que se espera de lo que se ha planteado en el plan de marketing en redes sociales. La analítica es fundamental para conocer el comportamiento de los usuarios y cambiar de estrategia si es necesario.

Vía: academiadeconsultores.com

JE Image © 2020