El uso de las redes sociales para el marketing polí­tico

polí­tico_REDESTener mesurado control en las redes sociales es importante para mantener una imagen personal positiva; de ello no están exentos los polí­ticos de nuestro paí­s. Por lo que dado la cercaní­a con el periodo electoral serí­a bueno revisen la siguiente lista ideada por la Asociación Civil Transparencia, para que conozcan cómo dirigirse a sus audiencias.

En este último año, hemos sidos partí­cipes de “escándalos digitales”, tal como resalta Gerardo Távara: “Estos criterios buscan colaborar para que esas cuentas sean utilizadas de la mejor manera posible. Para que se eviten malentendidos y cometer errores que terminen dañando a la cuenta o a una persona”.

A continuación enuncio los 10 criterios con pequeñas reflexiones.

1. El uso prioritario de las redes sociales debe ser la conversación y el diálogo.

Darse de alta las redes sociales supone ser tolerante a las ideas de los demás, unas puedes concordar con tu punto de vista y puede ser que otras no.

2. Las redes sociales constituyen un espacio público y permanente.

Lo publicado puede ser visto y/o registrado con facilidad, lo que se publica permanece.

3. La interacción en redes sociales no debe restringirse a la propaganda.

Si bien las redes sociales pueden potenciar la imagen de un polí­tico no todo debe ser “propaganda”, puesto que ello implica que solo hay un canal unilateral.

4. El comportamiento en redes sociales debe guardar los códigos de conducta tradicionales de la polí­tica.

La conducta en redes sociales debe respetar los estándares exigibles a la función pública o a la dirigencia polí­tica. El derecho al honor, a la buena reputación y a la intimidad de las personas debe ser respetado.

5. Las redes sociales deben permitir a las autoridades auscultar la opinión pública.

Las redes sociales pueden mostrar la repercusión de algo decisión o comentario de los polí­ticos, ha habido casos incluso que se han creado hashtags para mostrar la inconformidad frente a alguna problemática. Es una buena herramienta para prever potenciales crisis polí­ticas y/o sociales.

6. Se puede establecer reglas en las redes sociales.

Mostrar unas reglas básicas para interactuar con la comunidad no estarí­a de más, algunos mencionan “aquí­ no se aceptan comentarios racistas o insultos”, es una manera de trazar los lineamientos.

7. Es posible separar lo público de lo personal en las redes sociales.

Se puede mantener un poco de privacidad al diferenciar los espacios uno personal y otro público, para este último se puede usar una cuenta destinada para ello.

8. Internet y las redes sociales deben aprovecharse como una oportunidad para fortalecer la democracia y no como una amenaza para su vigencia.

Sin lugar a dudas las redes sociales empoderan, mas su uso debe ser adecuado para no caer en degradación.

9. Internet puede también ampliar el “ancho de banda” de la democracia.

Los ciudadanos pueden enviar sus opiniones o comentarios a los polí­ticos por las ví­as digitales disponibles (redes sociales), no interesa el lugar en donde uno se encuentre el mensaje puede llegar.

10. En Internet todo resulta verificable.

Si alguien lanza alguna acusación en tiempo récord se puede comprobar si es cierto o no, por lo que el polí­tico debe pensar antes de realizar algún comentario o en su defecto reconocer su error.

dejar_comentarios

JE Image © 2022