¿El cliente siempre tiene la razón?

¿El cliente siempre tiene la razón?Cuando nos adentramos en el mundo de los negocios, nos topamos con la clásica frase de “pase lo que pase, el cliente siempre tiene la razón”. Sin embargo, algunas personas cuestionan esta creencia, por lo que en esta oportunidad nos dedicaremos a analizar mucho mejor lo que implica. Pese a que los empleados debemos prestar un buen servicio a los clientes, no todo lo que dicen es razonable. ¡Aquí te lo mostraremos!

¿Un cliente potencial?

A la hora de iniciar un negocio es normal que nos sintamos nerviosos, queriendo complacer y ofrecer facilidades a todas las personas que se acercan. Sin embargo, debes saber que no todos los que entran por tu puerta es un cliente potencial y debes aprender a distinguirlo. Tienes que saber que, si un cliente no es bueno para un negocio, simplemente no debe ser un cliente. Es así de sencillo.

Clientes abrasivos

Existen varios tipos de clientes, sin embargo, el más temido es el “cliente abrasivo”, que es aquel que abusa del buen trato que dan los empleados dentro del negocio y, además, perturba la tranquilidad. De hecho, hace sentir incómodos a los demás clientes.

Este tipo de clientes envía un mal mensaje a aquellos que son buenos clientes, pues indican que, aunque sean insufribles, tienen derecho a recibir un buen trato. Es un tema que no debería ser así.

No siempre se pueden cumplir sus expectativas

Existen clientes a los que es imposible complacer en todo sentido. Estos tienen expectativas irrealistas que se salen de los márgenes de la racionalidad. Por lo general, tienden a querer encontrar todo demasiado económico y es algo que, además, afecta al negocio.

Es precisamente por este motivo que, aunque se debe ser flexible con el cliente, lo cierto es que este no siempre tiene la razón y, debido a esto, no debemos complacerlo todo el tiempo. ¡Aprende a distinguir!

JE Image © 2020