Despertador definitivo

El diseño interviene en todo, y una muestra  de eso es este despertador realmente definitivo ante el que no podrás seguir postergando el despertar sin tener consecuencias, mis padres siempre me dijeron que el ocioso trabaja doble y ese despertador si que pone a prueba esa frase.

El Hanging Alarm Clock o despertador colgante es una bola de 15 cm. de diámetro de la que sale un cordel. Su funcionamiento es sencillo: hay que colgar la cuerda del techo, estirar, y dejar el despertador programado. Cuando llegue la hora de levantarse, el aparato emitirá un sonido irritante y comenzará lentamente a ascender por la cuerda, a una velocidad de 30 cm. por minuto. Si el durmiente levanta le brazo y le pega un golpecito, el despertador parará su marcha durante 5 minutos, pero luego volverá a sonar e irse hacia arriba.

Y sí, llegará el momento en que levantar el brazo no será suficiente para detenerlo, así que habrá que levantarse, porque sino las consecuencias serán terribles: 1.- Llegarás tarde a trabajar o estudiar, y 2.- Tendrás que ir a buscar una escalera para apagarlo.

 

JE Image © 2020