Cosas que debes hacer antes de las 8 de la mañana para ser más productivo

ser-productivoCuando te levantas por la mañana cada dí­a, ¿te sientes como un superhéroe o más bien como un zombi?  Las mañanas de la mayor parte de la gente son lamentablemente un caos; sin embargo, hay cosas que se debe hacer para tener más energí­a y ser más productivos.

Si quieres ser entonces como Iron Man ( o una Wonderwoman) de la productividad, hay que dejar de pelear con el despertador, limpiarse las legañas y comprometerse a hacer estas ocho cosas antes de las 8 de la mañana:

1. Dormir al menos 7 horas

Si cada noche caes en los brazos de Morfeo durante un periodo de al menos 7 horas, disfrutarás de esta larga lista de beneficios: una memoria más ágil, una vida más larga, mayor creatividad, mayor concentración, menores niveles de estrés, menos grasa, menor dependencia de estimulantes como la cafeí­na, y menor riesgo de sufrir accidentes y  ser ví­ctima de una depresión.

Conectarse al inseparable smartphone nada más al despertarse nos pone en estado reactivo. Pero por las mañanas se necesita que la proactividad corra a raudales por nuestras venas. Mirar constantemente el móvil (y sobre todo recién levantados) nos distrae e impide que las musas de la creatividad salgan a nuestro encuentro.

3. Meditar

En lugar de abrir ansioso la bandeja de entrada de su correo electrónico inaugure sus mañanas dedicando unos cuantos a meditar, a respirar hondo y a dejar volar libremente su mente.

4. Escribir un diario

Cada mañana tómese la molestia de anotar en su diario sus objetivos para el dí­a que está a punto de comenzar. De esta manera, obtendrá una visión panorámica de la jornada que tiene por delante y conseguirá activar tanto su consciente como su inconsciente.

5. Hacer ejercicio

Mover el esqueleto activará la dopamina en su organismo, incrementará su confianza en sí­ mismo y todo ello se traducirá en unos mayores niveles de productividad en el trabajo.

6. Escuchar contenido inspirador e instructivo mientras se hace ejercicio

Si la banda sonora a sus ejercicios la ponen podcasts y audiolibros, ejercitará no sólo sus músculos sino también sus neuronas.

7. Tomar una ducha frí­a

Las duchas de agua frí­a obran milagros en nuestro sistema inmune, nuestro sistema linfático, nuestro sistema circulatorio y nuestro sistema digestivo. Además de incrementar nuestra productividad en el trabajo, las incómodas (pero beneficiosas) duchas frí­as nos ayudan a perder peso (sin hacer ejercicio) y también a dar esquinazo a la depresión.

8. Consumir 30 gramos de proteí­na

Los alimentos ricos en proteí­nas nos mantienen saciados durante más tiempo porque permanecen más tiempo en el estómago. Y no sólo eso. Mantienen estables nuestros niveles de azúcar y eso evita los repentinos y poco beneficiosos ataques de hambre. Por esta razón, aderece sus desayunos con huevos, frutos secos, semillas y algo de carne. Su productividad se lo agradecerá de todo corazón.

JE Image © 2022