Cómo usar la franquicia para expandir tu negocio

Franquicias

Ahora las pequeñas empresas pueden usar la franquicia como una manera de posicionarse con una regla para saber el momento oportuno de hacerlo. ¿En qué consiste?

Franquiciar el negocio se ha convertido en una estrategia que cada vez más empresas exitosas están siguiendo para crecer y posicionarse en el mercado.

Se calcula que en el Perú existen más de 400 franquicias, las mismas que facturaron más de US$ 1,500 millones en más de 2,800 locales franquiciados, existiendo aún un gran potencial de desarrollo de marcas.

Así lo destaca Walter Aguirre, socio de Aguirre Abogados & Asesores quien en una entrevista a Gestion.pe, asegura que el modelo de franquicia es una gran oportunidad para cualquier empresa, sin interesar el tamaño que tenga.

Y esto porque la pequeña empresa que se encuentra preparada puede ingresar en este modelo y obtener rápidamente su expansión y posicionamiento de su marca importante.

Reglas de éxito

Precisamente, el ejecutivo señala que una estrategia a seguir para saber si es el mejor momento para iniciar una franquicia es seguir la “regla del tres por dos” o “del dos por tres”. Es decir, si un negocio cuenta con 2 locales por tres años o 3 locales por dos años, se considera que está listo para franquiciar.

Así que Aguirre destaca que es clave demostrar a los potenciales franquiciantes que el negocio es rentable, sostenible en el tiempo y las ventas pueden ser replicadas sin ningún problema en otro lugar.

Contrato

Sobre el modelo de franquicias hay que tener en cuenta sus dos partes:

1. El franquiciante quien tiene una empresa exitosa y quiere expandir su negocio a partir de este modelo.

2. El  franquiciado quien invierte su dinero en una empresa que ya ha sido probada y la cual debería tener menos riesgos que comenzar un negocio desde cero.

Al no haber en el Perú una ley específica que regule las franquicias, el contrato que firmen las partes involucradas debe establecer todos los aspectos relevantes de la relación, puntualiza Aguirre. Es decir, el tratamiento de la marca del franquiciante, penalidades, indemnizaciones, exclusividades y obligaciones de ambas partes.

Pago

A través del contrato, el franquiciante ofrece en sesión el uso de la marca y también transmite el know how del negocio. Por su parte, el franquiciado va a pagar primero un cánon de entrada, como contraprestación, que va a ser el derecho por ingresar en el sistema de franquicias y las regalías.

El cánon de entrada debería recompensar el gasto que ha tenido el franquiciante en convertir su negocio en franquicia. Y por otra parte, en la vida del contrato se van a pagar regalías que cubren la asistencia técnica que va a gastar el franquiciante en apoyar al franquiciado, explica. Se calcula que, dependiendo del sector, esas regalías bordean entre el 5% a 12%.

Vía: gestion.pe

JE Image © 2020
A %d blogueros les gusta esto: