¿Cómo te ves de acá a unos 5 años?

carrera-hacia-el-futuroEs una pregunta que definitivamente te la han hecho al postular a un empleo. Y seguramente respondiste algo como “Espero mejorar mis habilidades y destrezas para obtener un puesto de mayor responsabilidad en su empresa”. Claro, es poco probable que digas al reclutador “Es posible que dentro de 5 años esté aburrido de este empleo y lleno de deudas”, o un simple “No lo sé”. Esta vez no te diremos qué contestar a esta pregunta (hay muchos lugares donde puedes encontrar dicha información) y en cambio, nos centraremos en la respuesta real a esta (casi) filosófica interrogante.

¿Hacer lo mismo o no hacer lo mismo?
Lo primero que debes hacer es si realmente te ves haciendo lo mismo dentro de 5 años. Y una vez que obtengas la respuesta, te darás cuenta si están en el camino correcto, en materia profesional, o no. ¿Te has preguntado por qué hay tantos millonarios que siguen trabajando a pesar que ya sobrepasaron la edad de jubilación y podrían fácilmente disfrutar de sus rentas? Sencillo, porque aman lo que hacen. Aprende a amar lo que haces para que seas uno de esos privilegiados.

Las necesidades apremian. ¡Y de qué manera! Muchos jóvenes profesionales toman la primera chance laboral que se les presenta para tener que llevar algo al bolsillo, sin imaginar el tremendo daño que le están provocando a sus carreras. Porque cada año que pasas en una labor que no es la que tú deseas es un año tirado a la basura, sin contar, todo el dinero que en el futuro podrías haber ganado si hubieras acumulado un año de experiencia en lo que de verdad eres diestro.

¿Seguir estudiando para ascender?
Bueno, en 5 años, fácilmente podrías hacer hasta 2 maestrías y 2 diplomados sin problemas. Pero, ¿de verdad crees qué te servirán? Hay miles de empleados que siguen estudios de especialización tan solo para acceder a una promoción laboral, y creen así que están creciendo profesionalmente. Lo único que hacen es ganar un poco más a costo de su propia vida.

Peor aún, hay quienes hacen especializaciones sobre temas que no dominan o que representan sus falencias. La sociedad no requiere personas que sean medianamente buenas en todo. Requiere maestros, en todo el sentido de la palabra. Si conoces algo y te gusta ese campo específico, continúa especializándote en ello. Potencia tus fortalezas y deja atrás tus debilidades.

¿También importa el entorno?
Importa y mucho. Porque el mercado de profesionales dentro de 5 años no será el mismo que el de ahora. Las necesidades cambian y es posible que ese empleo que tanto cuidas ya no exista para entonces. Hay que ser precavido.

Un primer paso en no amodorrarte en un solo empleo. No quiero decir que renuncies a tu trabajo al primer año, sino que debas asumir nuevas responsabilidades o funciones como máximo cada 4 años. Eso te permitirá mayor flexibilidad y una mente más abierta para los cambios que depara el entorno.

Lo segundo es investigar hacia dónde se está moviendo tu carrera. ¿Se necesitan más estudios técnicos? ¿La tecnología está imponiéndose? ¿El mercado está virando hacia nuevos entornos o culturas diferentes? No veas esta investigación como una simple curiosidad, mírala como un factor ineludible para seguir en carrera.

Ahora cuéntanos, ¿cómo te ves dentro de 5 años?

JE Image © 2020