7 Claves del SEO para Imágenes

optimizar-imagenesQuizá no te hayas parado a pensarlo, pero las imágenes pueden generar enormes cantidades de tráfico desde los buscadores.

Alguien busca un producto en Google, un lugar, una receta, o una infografía, y ahí aparece el espacio que podrían ocupar tus imágenes.

Y no importa que el nuevo diseño del buscador reduzca la cantidad de visitas que puedes recibir. La oportunidad de ser visible y atraer tráfico siempre es interesante.

Además, la búsqueda universal muestra imágenes en la página de resultados de forma combinada. Esto significa que no es necesario buscar una imagen para encontrarla, puedes aparecer en cualquier momento.

Por todo ello, es importante que aprendas a optimizar tus imágenes para los buscadores. Aquí encontrarás las 7 claves imprescindibles.

1. Atributo Alt

Pese a que la tecnología para el reconocimiento de imágenes ha avanzado mucho, los buscadores siguen teniendo problemas para interpretar el contenido de las imágenes. A día de hoy pueden reconocer letras, colores, e incluso caras, pero poco más.

Debido a ello necesitas usar el atributo Alt para describir tus imágenes.

El nombre de Alt viene de alternate text o texto alternativo, y es lo que utilizan los buscadores para saber qué es lo que muestra una imagen. También es el texto que utiliza el navegador cuando la imagen no se puede cargar junto con el resto del contenido de la página.

Supongamos que pones en tu web una vista aérea del Parque Científico y Tecnológico de Albacete. El código HTML de la etiqueta Alt sería:

<img src=”http://example.com/foto.jpg” alt=”Vista aérea del Parque Científico y Tecnológico de Albacete” />

(En principio no necesitas preocuparte por el código, ya que la mayoría de los gestores de contenido permiten añadir la etiqueta fácilmente.)

La clave para crear buenas etiquetas Alt es:

Describir fielmente el contenido de la imagen
Incluir la palabra clave principal
Ser conciso
2. Nombre del archivo

El nombre del archivo es un indicador del contenido de la imagen. Piensa que una imagen llamada “tarta-de-chocolate.jpg” probablemente muestre una tarta de chocolate.

Para optimizar el nombre debes intentar ser corto y descriptivo, y no es necesario que incluyas tanta información como en la etiqueta Alt.

Si te has fijado en el ejemplo del punto anterior, hemos llamado al archivo “foto.jpg” sin más. Sin embargo, este nombre genérico no trae ningún beneficio en los buscadores.

Para hacerlo más descriptivo, podríamos llamar al archivo de imagen “parque-cientifico-tecnologico-albacete.jpg”. Con un nombre más específico tendremos más posibilidades de que el buscador entienda el contenido y así muestre las imagen en una posición más prominente.

Un buen nombre de archivo se caracteriza por:

Representar el contenido de la imagen
Incluir la palabra clave principal
Ser muy conciso (puedes excluir palabras vacías)
Utilizar guiones para separar palabras
3. Contexto

Es muy importante que tus imágenes estén rodeadas de texto, así como que el texto esté relacionado con el contenido de la imagen. Con esto me refiero al pie de foto o leyenda, aunque también al texto que hay encima y bajo la imagen, encabezados y título de la página (en la medida de lo posible).

Ten en cuenta que si el texto que envuelve la imagen no tiene nada que ver, la relevancia para el buscador será baja. Así que cuanto más estrecha sea la relación existente entre la imagen y el contexto en el que se encuentra, mejor.

4. Tamaño del archivo

Lo ideal es que el tamaño del archivo sea lo más pequeño posible. De esta forma las imágenes cargan rápido, y eso es algo que premian los buscadores.

Pero el tamaño del archivo depende de 2 cosas:

Las dimensiones de la imagen
La calidad de la imagen
Si quieres una imagen de grandes dimensiones en un archivo pequeño, la calidad se verá afectada. Pero si lo que quieres es una imagen de gran calidad, no te quedará otra que reducir las dimensiones.

Este compromiso hace del JPEG el formato de imagen ideal para los buscadores, aunque también puedes emplear PNG y GIF si sirven mejor a tus propósitos.

A la hora de preparar tus imágenes:

Usa JPEG para fotografías e imágenes en general
PNG está más indicado para imágenes planas y/o con transparencias (p.e. logos)
GIF es ideal para imágenes animadas
Emplea las dimensiones exactas que necesites (no confíes la reducción de las dimensiones al CMS puesto que carga la imagen completa para luego redimensionarla)
La calidad JPEG media es más que suficiente para la Web
Para capturar, recortar y reescalar imágenes usa Skitch. Esta herramienta hace un buen trabajo manteniendo la calidad en las imágenes, y además permite añadir anotaciones, formas y dibujos. Otras herramientas interesantes y gratuitas para trabajar con imágenes son GIMP y BeFunky.

Antes de subir imágenes a la web, es recomendable que las comprimas todo lo posible, sin que ello signifique comprometer la calidad. Para lograrlo, usa la herramienta online Compressor.io, aunque si prefieres las herramientas de escritorio prueba JPEGmini e ImageOptim.

Por otro lado, si usas WordPress como gestor de contenidos, puede interesarte el plugin WP Smush.it. Mientras lo tengas activo, comprimirá todas las imágenes que subas sin pérdida aparente de calidad.

5. Datos Exif

Exif, o Exchangeable image file format, es una especificación que permite incluir varios tipos de metadatos dentro del archivo de imagen. Entre estos datos se incluyen detalles específicos de la toma, como la exposición, apertura, distancia focal, e incluso las coordenadas geográficas.

Aunque los datos Exif que más pueden interesarte son:

Título de la imagen
Descripción
Nombre y web del autor
Copyright
Otras etiquetas interesantes
Si bien los buscadores no utilizan el contenido Exif como factor de peso actualmente, los datos aparecen en ciertas páginas de imágenes (p.e. esta de Flikr) lo que puede influir positivamente sobre el factor de relevancia.

Mediante las propiedades del archivo en Windows (botón derecho) es posible editar algunos datos y añadir información relevante a la imagen. Aunque si de verdad quieres experimentar, es mejor que uses una herramienta avanzada. PhotoME es una opción gratuita.

Algo más a considerar con Exif es que, si estás usando herramientas de compresión, debes asegurarte de que preservan la información Exif en la imagen resultante. Esto lo puedes consultar en el sitio web del desarrollador, o bien en la sección FAQ y Changelog del directorio de plugins de WordPress, si es el caso.

6. Descripción larga

Un atributo poco conocido para imágenes es la descripción larga o longdesc. Como su nombre indica, sirve para incluir una descripción más larga que la que se puede incluir en la etiqueta Alt.

La sintaxis para la descripción larga es:

<img src=”http://example.com/parque-cientifico-tecnologico-albacete.jpg” alt=”Vista aérea del Parque Científico y Tecnológico de Albacete” longdesc=”http://example.com/acerca-del-pcyta.html” />

Si te fijas, longdesc no incluye una descripción textual, sino la URL donde encontrarla. Ésta puede ser una página especialmente creada para incluir la descripción, o la propia página donde se incluye la imagen, aunque eso no tiene mucho sentido.

La verdad es que la descripción larga se utiliza muy poco o nada, pero he querido incluirla para que cuentes con todas las opciones.

7. Sitemap de imágenes

Un aspecto esencial de la optimización de imágenes es la indexación. Las imágenes deben estar en el índice del buscador para aparecer en la búsqueda, pero si el buscador no encuentra tus archivos de imagen difícilmente podrá registrarlos.

Hay una manera de aumentar las posibilidades de que tus imágenes sean indexadas, y es generando un sitemap específico para imágenes. Este archivo incluye la URL de cada imagen, pero también puede incorporar el título, la licencia y el pie de foto.

Si estás usando WordPress como gestor de contenidos, debes saber que el plugin de optimización SEO de Yoast incluye las imágenes dentro de la función XML Sitemaps. No obstante, si prefieres un plugin dedicado puedes usar Udinra All Image Sitemap.

Una clave más

Ya que te has tomado la molestia de leer hasta aquí, no voy a dejar que te vayas sin darte una clave extra. Y te adelanto que esta táctica es precisamente la más efectiva:

Si quieres mejorar la visibilidad de tus imágenes no hay nada más eficaz que conseguir enlaces. Enlaces hacia la página que contiene la imagen y también hacia el propio archivo de imagen. Si además los enlaces incluyen palabras clave en el texto (anchor text) mejorará el posicionamiento para las búsquedas correspondientes.

Dicho esto, no te recomiendo usar esta táctica de forma artificial, ya que los buscadores como Google penalizan la creación de enlaces destinada a influir sobre sus resultados. La estrategia más inteligente es crear imágenes capaces de atraer enlaces por sí mismas, como es el caso de las infografías y las fotos con licencia Creative Commons.

JE Image © 2020