6 preguntas que hacerse antes de comenzar un negocio

comenzar un negocio¿El sueño de ser su propio jeje? ¿Quién no lo ha pensado alguna vez? Claro, puede ser gratificante, pero ciertamente no es para todos. Hasta cierto punto se tienen más libertades trabajando para uno mismo que trabajando para alguien más.

Lo cierto es que muchos empresarios jóvenes descubren que la carga de trabajo y el estrés de rendir para mantener el negocio viable, puede ser demasiado para ellos. Por eso que muchos negocios nuevos fracasan.

Pero no debe desanimar a los nuevos emprendedores. Si se está pensando tener un negocio propio, hay algunas cosas importantes que pensar antes de tomar tal decisión. Así­ que hay que hacerse estas 6 preguntas antes de comenzarlo:

1. ¿Crees que tienes lo que se necesita?

No se trata de caracterí­sticas personales. ¿Crees que se tienen todas las habilidades, dinero, personas, y conocimiento para empezar un negocio? Los fundadores que cuidadosamente evaluaron e identificaron sus recursos en búsqueda de un objetivo definido, demostraron “autoeficacia empresarial”, una caracterí­stica que muchos académicos creen es el mejor signo del éxito.

2. ¿Puedes defraudar a otras personas?

Un fundador puede comenzar con un bote de remos, pero luego, estará a cargo de un crucero con inversionistas y empleados a bordo y sus familias instaladas en las cubiertas inferiores. Así­ que arriesgar su propia fortuna es fácil comparado con arriesgar las fortunas de aquellos que creen en el emprendedor.

3. ¿Cómo manejas contratiempos?

En su libro “Resonant Leadership: Renewing Yourself and Connecting With Others Through Mindfulness, Hope, and Compassion”, Richard Boyatzis y Annie McKee explican que las emociones son contagiosas: “la moral sube y baja con el humor del lí­der”. Así­ que las personas que sucumben a mal humor podrí­an afectar fatalmente sus propias empresas.

4. ¿Eres realmente un inventor en vez de un empresario?

Criar un hijo es más desafiante que crear un hijo, y lo mismo se aplica para nuevos productos. Algunas personas confunden el acto de invención como la parte más difí­cil. Ellos piensan que una vez que han hecho eso, el mundo construirá un camino hacia su puerta. Pero el desarrollo del producto es un deporte de equipo. Los inventores no comprenden eso; los empresarios si.

5. ¿Puedes aceptar que tu empresa pueda superarte?

Muchos empresarios alardean que no necesitan una estrategia de salida porque no van para ningún sitio. Pero en algún momento, el negocio podrí­a necesitarlo menos de lo que el emprendedor lo necesitas a él. Eso se nota en compañí­as de rápido crecimiento, en las cuales los empresarios no tienen suficiente tiempo para desarrollar el liderazgo.

6. Cuando te ves en un espejo, ¿ves a un empresario?

Si es así­, y si esa es la razón para comenzar un negocio … hay que tener cuidado. Muchas caracterí­sticas, como creatividad y tolerancia al riesgo, son comúnmente atribuidas a empresarios. Pero tener esas caracterí­sticas no aumentan la posibilidad de ser exitoso.

JE Image © 2022