4 pasos para constituir una empresa

crear-empresaYa sea como autónomo o mediante la creación de una sociedad limitada, el autoempleo puede ser una alternativa para tener un negocio propio por el que salir de la negativa situación económica que atraviesan millones de ciudadanos.

Pero, antes de crearla, es conveniente tener muy claros una serie de puntos: qué tipo de negocio se abrirá, la forma jurídica que adoptará, cómo sacarlo adelante y qué financiación se utilizará.

Así que ofrecemos algunos pasos para formalizarla :

1. El tipo de empresa

El plan de negocio es la carta de presentación para obtener financiación bancaria. Como es obvio, la idea es el punto de partida al poner en marcha un negocio. Se debe valorar antes qué tipo de empresa se creará, qué se ofrecerá a los clientes, en qué se diferenciará de otros proyectos o qué valor añadido tendrá respecto a los actuales, entre otros aspectos. Y conocer bien a la competencia es clave.

2. Plan de negocio

Algunas iniciativas parecen perfectas en el papel, pero después no salen adelante. Una vez que se tenga la idea, hay que demostrar su viabilidad. Por eso se debe diseñar un plan de negocio que sirva para detallar los objetivos que se quieren conseguir y los métodos para alcanzarlos. Además de ser básico para el emprendedor, es la carta de presentación para obtener financiación bancaria o ayudas de las administraciones.

En este documento se deben plasmar los siguientes datos:

  • Descripción de la empresa : se incluye información como dónde se localiza, a qué se dedica, qué servicio dará, el producto que venderá, por qué se ha elegido este negocio o qué objetivos se buscan.
  • Estudio de mercado: el emprendedor debe estudiar quiénes son sus clientes potenciales, qué los mueve, cuáles son sus factores de compra, cómo es la competencia y qué ofrece. Todo esto ha de plasmarse en el estudio de mercado, que irá dirigido a demostrar que realmente hay una oportunidad de negocio.
  • Recursos humanos y técnicos: se incluyen en este apartado las infraestructuras, los medios técnicos y personales que se necesitan y cómo se organizarán.
  • Plan de marketing: detalla las acciones que se llevarán a cabo para lograr los resultados esperados: técnicas de venta, campañas de publicidad, etc.
  • Estudio económico y financiero: se plasma en este apartado información como el dinero que se necesita, cómo se conseguirá y pérdidas y beneficios esperados el primer año.
  • Forma jurídica que se adoptará: el empresario puede darse de alta como autónomo, como sociedad limitada, anónima, cooperativa o sociedad civil.

3. Obtener la financiación para la empresa

Uno de los obstáculos a los que se enfrenta un emprendedor al crear un negocio es obtener la financiación necesaria. Cuando no cuenta con dinero suficiente, se puede pedir un crédito al banco, que es una de las opciones no tan fáciles de conseguir. Pero hay que investigar las diferentes ofertas financieras que existan en el mercado, y elegir la que pueda otorgarnos el monto que necesitamos, con los menores costos, y que nos otorgue el mayor plazo posible para pagar la deuda.

4. Forma jurídica del negocio

Una de las decisiones que ha de tomar el emprendedor es la forma jurídica de la empresa. Las fórmulas más sencillas y habituales son:

  • Una Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada
  • Una Sociedad Anónima Cerrada S.A.C.
  • Una Sociedad Anónima S.A.
JE Image © 2020