3 formas tontas de dilapidar dinero en publicidad

destrozar-dineroSon formas conocidas de publicidad. Pero el hecho de que a las grandes marcas les funcione, no implica que a tu negocio también le dé resultados. Pese a ello, siguen siendo los instrumentos preferidos de falsos gurús de la publicidad para prácticamente dejar sin fondos a muchos empresarios, que con el sueño de que el nombre de su empresa aparezca en TV no se dan cuenta que están cavando su propia tumba. Descubre con nosotros cuáles son las 3 formas de publicidad que son un verdadero desperdicio:

Contenido sugerido

Hasta hace unos años, los bloggers y los videobloggers eran los abanderados a la hora de mostrarnos un producto de valor para nosotros, los consumidores. Ello porque habíamos aprendido a desconfiar de la publicidad televisiva y escrita. Pero, cómo son las cosas, últimamente gran parte de los contenidos creados por los bloggers está siendo literalmente “comprados” por muchas empresas.

La gente no es tonta. Ha aprendido a separar a los buenos bloggers de los que no lo son. Por ello, te recomendamos que no gastes dinero en contenido sugerido para blogs o videoblogs. Si alguno de estos expertos recomienda tu producto o servicio, que lo haga por convicción, y no por unos números más en su cuenta de ahorros.

Un comercial de TV

Vayamos por partes. No queremos decir que un comercial de TV no sirve para nada. Claro que sirve, de hecho, sigue siendo uno de los mecanismos de publicidad más efectivos de hoy. Pero esto funciona muy bien si ofreces productos o servicios de consumo masivo, es decir, gaseosas, galletas, bancos, productos de primera necesidad, tiendas por departamento, etc. Para un negocio que apunta a públicos específicos, un comercial de TV representa más una pérdida que un ingreso seguro.

La idea es muy sencilla en torno a la publicidad: tu pauta publicitaria debe generar ingresos mayores que los que genera ella misma. ¿Estás seguro que lograrás recuperar el íntegro de la inversión de tu publicidad televisiva en los siguientes meses? Recuerda que los segundos en TV abierta están por las nubes, ello sin contar el desembolso que tendrás que hacer a favor de la productora encargada del comercial. Que tu ego empresarial no te venza.

Un aviso publicitario en prensa

Aquí ocurre un fenómeno contrario a la publicidad en TV. Mientras que la TV apunta al consumidor promedio (clase media, de 20 a 40 años, con un trabajo que le permite saciar sus necesidades básicas, y progresista), los medios escritos apuntan a públicos segmentados. Por ejemplo, el público que lee un diario deportivo suele ser totalmente opuesto en gustos y preferencias a aquel que adquiere y lee una revista especializada en política.

En general, diría, que un aviso publicitario en prensa no es un gasto innecesario de dinero. Lo es si apuntamos en una dirección incorrecta. Lamentablemente, la mayoría de empresarios cree que la mejor opción en materia de publicidad impresa la representan los diarios o revistas que más ejemplares venden, cuando esto no es así. Puede existir una revista que vende poco, pero quizás, ella apunta hacia nuestro mercado potencial de clientes. Y es ahí donde debemos poner todas nuestras baterías. No se trata de a cuántos llegas, sino a quiénes llegas en materia de publicidad.

JE Image © 2020